“Asimetría” (2018). Lisa Halliday.

Asimetría es una novela excepcional, tanto por su formato y su planteamiento como por la temática que aborda y su manera de hacerlo. Construida en dos relatos aparentemente independientes, pero que en realidad están unidos, como se desvela en el final, la novela es un luminoso análisis de nuestras relaciones y sus desequilibrios.

La primera parte, Insensatez, nos adentra en la relación de Alice, una joven escritora, con el famoso y anciano escritor Ezra Blazer ( la autora tuvo un romance cuando era muy joven con un ya maduro Philip Roth, que inspira esta parte de la historia). Es un relato que rompe tabús y convenciones, tanto por la enorme diferencia de edad de los dos protagonistas como por su manera de relacionarse. Mientras ellos se aman a su manera, intercambiando sabiduría, él, y juventud, ella, la guerra de Irak aparece siempre en el plano, como una invitada aparentemente irrelevante.

Pero esa guerra sí es relevante en la segunda parte, Locura, donde la narración cambia drásticamente y nos lleva a vivir con Amar, un iraquí con nacionalidad estadounidense, su calvario en el aeropuerto de Heathrow, donde es retenido por Inmigración cuando intenta viajar para visitar a su hermano en Kurdistán. Su relato está salpicado de recuerdos sobre su vida en su país de origen y sobre su familia. El peso de su cultura en toda su vida es demoledor.

Al final de la novela, unas pocas páginas crean el nexo que une los dos relatos, de manera brillante e inesperada.

En Asimetría nada es lo que parece. La superioridad intelectual de Ezra no nos impide darnos cuenta de que Alice es quien sustenta el poder en la relación, aunque ninguno de los dos parezca ser consciente. Tampoco la estupenda vida de Amar en Estados Unidos logra esconder el profundo amor por sus orígenes, que marca todo el segundo relato.

Esta es la primera novela de Halliday… aunque parece increíble por su espectacular dominio del lenguaje, del relato y por su capacidad para hacernos partícipes de las dos historias pese al aparente desapego que muestra por sus personajes.

Nota: 8/10.

Volver arriba