“Harry Potter y el prisionero de Azkaban” (1999). J. K. Rowling.

¡Menuda tercera novela! ¡Creo que es la que más me ha gustado por ahora! Por supuesto, empieza con nuestro joven mago metiéndose en líos en casa de sus tíos muggles, cuando hechiza sin poder remediarlo a la pesadísima tía Marge. No le queda otro remedio que huir y refugiarse en el callejón Diagon, donde finalmente se reunirá con Ron y Hermione.

El tercer curso de los jóvenes magos va a ser, nuevamente, muy ajetreado. Sirius Black, un mago que fue amigo de los padres de Harry, a los que traicionó y entregó a Lord Voldemort, se ha fugado de la tenebrosa prisión de Azkaban, y todo parece indicar que busca a Harry para matarlo. Así que Hogwarts estará rodeado, hasta que capturen a Black, por los terribles dementores, unos seres espectrales que custodian a los prisioneros de Azkaban y que van a provocar a Potter bastantes quebraderos de cabeza.

En este curso hay, cómo no, otro nuevo profesor de Artes Oscuras, Remus Lupin, que hará muy buenas migas con los jóvenes magos. Lupin, Sirius Black y otro mago al que se cree muerto, Peter Pettigrew, eran los amigos del padre de Harry en Hogwarts, y esa amistad es el origen de casi todo lo que ha definido su vida, y en esta novela empieza a desvelarse.

El final es sorprendente y hará comprender a Harry muchas cosas sobre su pasado, además de enseñarle a enfrentarse a sus miedos.

¡Nos vemos en Harry Potter y el cáliz de fuego!

Información sobre la autora.

1 Comment

  1. […] ¡Ah!, las aventuras de Harry Potter continúan en Harry Potter y el prisionero de Azkaban. […]

Comments are closed.

Scroll to top