“Harry Potter y la Orden del Fénix” (2003). J.K. Rowling.

Los días felices y luminosos de las primeras novelas de Harry Potter se han esfumado. Lord Voldemort ha empañado todo, pero pese a que nuestro joven mago ha luchado contra él, el Ministerio de la Magia prefiere creer que todo es una invención. Esta decisión marcará todos los sucesos de la quinta novela de la saga.

Esta novela es la más oscura hasta el momento. Rowling domina el manejo de la angustia que acompaña a Potter durante toda la trama para trasmitírsela al lector.

Como casi siempre, la novela empieza con un aburrido Harry en casa de sus tíos, aunque, en esta ocasión, la aparición de dos dementores en pleno vecindario muggle terminará con sus aburridas vacaciones. Para salvarse él y a su primo Dudley, Harry debe luchar con su patronus contra los dementores, lo que provoca una comunicación del Ministerio por uso indebido de la magia y una citación para una sesión en la que se decidirá si puede volver o no a Hogwarts.

Aunque el Ministerio no cree que Voldemort haya vuelto, el grupo de Harry sabe que el tenebroso mago está jugando desde las sombras para recuperar todo su poder. Tras el ataque de los dementores, Harry es escondido en el número 12 de Grimmauld Place, el antiguo hogar de Sirius, su padrino. Así descubre la existencia de la Orden del Fénix, un grupo dirigido por Dumbledore que lucha en secreto contra los mortífagos.  

En la casa de Sirius no cabe ni un alfiler: además de Harry y Sirius está Hermione, toda la familia Wesley y vienen y van muchos magos hasta ahora desconocidos pero que serán clave en las novelas restantes. A Harry sigue doliéndole de vez en cuando su cicatriz… y sigue viendo a Voldemort y sintiendo lo que él siente. Atribulado, ve cómo Dumbledore, aun empeñado en protegerlo, se muestra muy distante con él, sin que encuentre motivos para ello…

El día de la vista, sin embargo, Dumbledore acude a defenderlo y consigue ganarla: ¡Harry volverá a Hogwarts! Pero este curso el colegio no será ese hogar alegre y lleno de aventuras de las otras novelas. La llegada, por imposición del Ministerio de la Magia, de la profesora Dolores Umbridge para dar clase de Defensa contra las Artes Oscuras va a ser determinante para que nuestros jóvenes magos vivan el peor curso de la historia. Harry, especialmente, sufrirá bastante con la malvada maestra. ¡Y todo esto en el quinto curso, el más duro, cuando deben examinarse de los TIMOS!

Como Umbridge se niega a enseñarles encantamientos para defenderse de las Artes Oscuras, a Hermione se le ocurre que Harry podría enseñar a unos cuantos alumnos… y crean el ED, el Ejército de Dumbledore, para aprender en secreto.

Mientras, la conexión mental entre Harry y Voldemort es cada vez más profunda, y Dumbledore ordena a Snipe que enseñe a Harry Oclumancia, la manera de cerrar su mente y combatir a la de Voldemort. Pero nuestro joven mago es realmente malo en esta técnica… y el ser tenebroso lo usará en su favor para engañar a Harry y atraerlo al Ministerio de la Magia haciéndole creer que ha capturado a Sirius.

Pero para saber lo que sucede… ¡mejor que leas la novela! ¡Os espero en la reseña de Harry Potter y el misterio del príncipe!

Información sobre la autora.

1 Comment

  1. […] El final, esta vez, queda muy abierto, y nos empuja a leer rápidamente Harry Potter y la Orden del Fénix… […]

Comments are closed.

Scroll to top