“Autoridad” (2014). Jeff VanderMeer.

Venimos de una novela gótica, asfixiante y de belleza paralizante, Aniquilación, y empezamos la segunda parte de la trilogía Southern Reach de VanderMeer recibiendo toda una bofetada de realidad: ya no estamos en la insondable Área X ni rodeados de su atmósfera pesada. Estamos al otro lado del muro, en la agencia Southern Reach, donde Control, el apodo del nuevo director, toma las riendas tras la desaparición de la anterior directora, la psicóloga de la última expedición enviada al Área X. La bióloga que protagoniza Aniquilación ya tiene nombre, y ha vuelto desde esa tierra extraña convertida en otra mujer, aunque hasta a ella misma le cueste aceptar el cambio. Control se siente fascinado por ella, por su hostilidad, sus respuestas impertinentes. Nosotros, los lectores, nos dejamos llevar por este personaje que creíamos conocer tras haber leído sus pensamientos, sin filtros, en la primera novela, para darnos cuenta de que apenas sabemos quién es.

La relación entre Control y la bióloga es un laberinto que nos devuelve a la novela gótica casi sin darnos cuenta. La trama avanza mucho más rápido en esta segunda parte que en la primera, pero las respuestas que buscamos se nos siguen escapando entre los dedos. La paranoia es total: las ideas fijas de los protagonistas son tan asfixiantes como la exuberante naturaleza que lo conquistaba todo en la novela anterior de la trilogía. El final, redondo, nos obliga a dar un giro de 180 grados, reinterpretar todo lo que hemos dado por sentado y acompañar a los protagonistas a la tercera novela, Aceptación.

Nota: 8/10.

Más información sobre el autor pinchando aquí

Volver arriba