“El cuento de la criada” (1985). Margaret Atwood

Es curioso cómo el paso del tiempo cambia la perspectiva de las cosas: leí esta distopía de Atwood en los 90 y me pareció exactamente eso, una distopía. Lo releí este verano, a raíz de su adaptación como serie por HBO… y me pareció espeluznantemente posible que ese mundo que describe la escritora canadiense se convierta en real. El avance del machismo, por mucho que en mi juventud me pareciese imposible, es imparable. Las mujeres padecemos sus efectos constantemente… pero muchas ni siquiera se dan cuenta. Es el mundo previo a la dictadura en la que se desarrolla El cuento de la criada, que la escritora nos va mostrando a ráfagas: mujeres que no se consideraban en inferioridad de condiciones; hombres condescendientes; roles de sumisión/poder muy definidos… Offred, la protagonista de la novela, recuerda todas esas señales en su mundo de mujeres sometidas, convertida en una mujer que solo tiene valor porque es fértil. Las recuerda y se lamenta de no haber tenido el suficiente miedo. Pero en su realidad terrible ya es tarde: es una esclava y cualquier forma de rebelión se castiga con dureza. La redacción de Atwood es prodigiosa: en esta novela es cortante como un cuchillo, sin permitirse ni un instante de suavidad. Su manera de escribir te transporta a esa distopía gélida en la que las mujeres no somos nada. Y da mucho, mucho miedo.

Nota: 10/10.

Más información sobre la autora: Wikipedia.

Volver arriba