La línea de la belleza (2004). Allan Hollinghurst

La literatura británica está llena de joyas como Hollinghurst, escritores con ese inconfundible toque british que les permite mantener la elegancia narrativa a pesar de estar contando las historias más escabrosas. Por La línea de la belleza ganó el Booker. En esta novela Nick, un homosexual de clase media, nos cuenta su fascinación por la familia de su rico amigo Toby, al que adora a pesar de su heterosexualidad. Nick está fascinado por Gerard, el padre de Toby, un parlamentario (estamos en la época de la Dama de Hierro), por Catherine, la hermana loca pero adorable… Y el círculo lo completa Wani, su amor, aunque lo oculten. Porque Wani es rico y poderoso, y no tiene previsto salir del armario. En medio, una cáustica crítica a la alta sociedad londinense en particular y a la hipocresía en general. De lo más recomendable.
Biografía del autor: Hollinghurst nace en Londres en 1954. Estudiará en Oxford, donde descubre su talento para la escritura y la poesía. Antes de licenciarse gana uno de los más prestigiosos premios británicos de poesía, el Newdigate’s Prize. Entre 1982 y 1995 colabora con el suplemento literario del Times, mientras escribe. Le comparan con Henry James, como él tiene una prosa muy elegante. Se estrenó con una excelente novela, La biblioteca de la piscina (1988), declarada por Edmund White «la mejor novela gay nunca escrita por un autor inglés ». Su primer trabajo, La línea de la belleza, no se publicó hasta 2004, y obtuvo el Booker por él.
Volver arriba